Cómo conservar una dentadura sana y blanca

 En Cuidado bucodental

Las manchas de comida, algunas bebidas como café, té o vino, el tabaco, ciertos medicamentos y también el transcurso del tiempo pueden afectar a la blancura original de los dientes.
Pero, ¿cómo conservar durante más tiempo nuestros dientes blancos y sanos?

Fácil, con unos cuidados básicos y diarios y desde muy pequeños.

Dientes blancos

Dientes blancos

Mejorando ciertos hábitos podemos conseguir que nuestra sonrisa luzca brillante y sana. Empecemos por los hábitos alimenticios: como ya hemos dicho, los compuestos de algunas bebidas tienden a teñir los dientes rápidamente. Cepillarlos tras la ingesta de estos alimentos y bebidas y como mínimo tres veces al día ayudará a mantener su color durante más tiempo.

 

Las dietas ricas en frutas y verduras, de la familia de las manzanas, espinacas o brócoli, ayudan también a mantener los dientes blancos.
Sobre el tabaco, ¿conoce algún beneficio de su consumo? Pues tampoco es bueno para los dientes. Los va oscureciendo con el paso del tiempo además de contribuir a la aparición de otras enfermedades dentales, como la gingivitis o la periodontitis, que pueden complicar su estado de salud general.

 

Los golpes o fracturas en las piezas dentales y no atendidas por un profesional en el momento en el que se producen también ocasionan oscurecimiento de los dientes. Ante el más mínimo contratiempo, acuda a su dentista sin dudarlo.

 

Desde Gum ayudamos a tener unos dientes blancos durante más tiempo con la línea de productos Gum Original White , pasta de dientes, enjuague bucal y seda dental que le ayudarán en su higiene bucodental diaria a alejar de sus dientes los elementos que alteren su color.

 

Aún así, le recomendamos que antes de probar cualquier procedimiento de blanqueamiento dental, consulte a su dentista y juntos puedan así decidir el tratamiento más adecuado a las necesidades de su boca.

Artículos recomendados

Escribe tu opinión