CONSEJOS PARA QUE LOS PEQUES REDUZCAN EL CONSUMO DE AZÚCAR

 En niños e higiene dental

Todo empieza en el desayuno con alimentos procesados como los cereales, seguido por una pieza de bollería industrial a media mañana o para merendar y acabando con un trozo de pizza ya elaborada para cenar. El exceso de azúcar en la dieta es uno de los principales problemas para la formación de su dentadura, ya que puede afectar de forma nociva a su organismo y a la salud bucodental. Este es el alimento principal de las bacterias, que provoca problemas bucales a los peques, como pueden ser las caries. Asimismo, según alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS) el consumo excesivo incrementa el riesgo de padecer obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Por eso, desde Sunstar GUM queremos daros cuatro consejos para cuidar los dientes de los más pequeños.

  • Di no a los azúcares añadidos: las bacterias de la boca se nutren de azúcares simples (monosacáridos) generando ácido que daña el esmalte dental y formando caries. Así, debemos evitar que los niños consuman muchos zumos, sobre todo los envasados. En su lugar, podemos proporcionarle frutas enteras. Una buena opción para controlar qué alimentos son altos en azúcares es fijarnos en las etiquetas y valorar que productos llevan edulcorantes o azúcares procesados. Además, debemos incentivar el consumo de agua o leche que juntamente con unos buenos hábitos de higiene, harán que su boca sea más sana, ya que la mayoría de dentistas apuntan que la leche es una de las bebidas que no afecta a los dientes y que incluso ayuda a prevenir cavidades dentales.
  • Reduce los carbohidratos: Las galletas o las patatas fritas son alimentos que también tienen altos niveles de azúcar. Al descomponerse se forman azúcares que ayudan a las bacterias a proliferar. Asimismo, son difíciles de ingerir sin que queden restos en la boca que son complicados de eliminar con el cepillo dental.
  • Dosifícalo: la prohibición no es una herramienta eficaz. El niño los deseará aún más y será peor el remedio que la enfermedad. Por eso, una buena opción es dosificarlo, premiando a los más pequeños con unas chuches sin azúcares o preparar un bizcocho casero para una ocasión especial.
  • ¡Ponte creativo!: Si a tu hijo le gusta mucho el azúcar, y se te hace difícil reducir el consumo, no dudes en probar edulcorantes como la miel, stevia o sirope de agave. La oferta de sustitutos pueden ser una buena idea para recurrir y así preservar su boca libre de problemas bucales.

La cuestión es hacer que el niño se adapte de la mejor forma a este cambio. ¡Y ayudarles al máximo a tener una perfecta salud bucodental!

 

Foto: <a href=’https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/comida’>Foto de comida creado por senivpetro – www.freepik.es</a>

Artículos recomendados

Escribe tu opinión