Cómo cuidar tu boca durante el embarazo

 En Diabetes, embarazo, Encías

El pasado domingo 1 de mayo celebramos el día de la madre y desde Sunstar queremos recordar que durante el embarazo se generan una serie de cambios en la mujer que la hacen más susceptible ante ciertas patologías bucales como las caries y la periodontitis. Si estas patologías no se tratan adecuadamente pueden implicar complicaciones durante el embarazo. Por lo tanto, en este período deberemos prestar especial atención a la salud bucodental, revisando diariamente la boca para controlar los cambios que puedan darse.

¿Qué pasa en nuestra boca durante el embarazo?

  • Las encías y los dientes se vuelven más sensibles debido a los cambios hormonales.
  • Aumenta el riesgo de que aparezcan caries por cambios en los hábitos alimenticios y aumento de ‘caprichos y antojos’ dulces.
  • Puede aparecer la gingivitis de la gestante que se traduce en encías inflamadas y sangrantes.
  • Empeoramiento de problemas bucales ya existentes como la gingivitis que acaba derivando en periodontitis con mayor facilidad.
  • Daños en el esmalte por frecuentes náuseas o vómitos que erosionan el diente.

¿Qué podemos hacer para controlarlo?

  • Extremar los hábitos de higiene oral: Debemos cepillar los dientes mínimo dos veces al día con un cepillo más suave para no dañar dientes ni encías, más sensibles por el embarazo. Por ejemplo, podemos usar el cepillo GUM® Technique Pro que retira más placa que el resto de cepillos convencionales y está especialmente diseñado para penetrar a lo largo de la línea de las encías y entre los dientes.
  • Evitar comidas y bebidas con mucho azúcar: éstas aumentan la aparición de caries además de contribuir a descontrolar los niveles de azúcar en sangre, hecho que puede incrementar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.
  • Revisiones y más revisiones: No hay que descuidar las visitas al odontólogo durante el embarazo, sobre todo si hay una gingivitis preexistente. Por ello, es conveniente hacerse una higiene y tratamiento periodontal al inicio del embarazo y otra después de éste, pero no antes de 40 días después del parto.
  • Enjuagarse con agua después de náuseas y/o vómitos: el ácido del estómago puede afectar a los dientes por lo que es importante enjuagarse justo después de un vómito o una náusea para evitar que la acidez permanezca en la boca.
Artículos recomendados

Escribe tu opinión