Falsos Mitos Sobre Salud Oral

 En Cuidado bucodental

En muchas ocasiones, nos basamos en generalidades y falsos mitos para decidir sobre nuestra salud. A lo largo de los años se han ido creando cuestionables consejos para cuidar de diferentes afecciones o recomendaciones que carecen de base científica ¡Y en el ámbito de la salud bucal no podría ser diferente!

Por ello, asistir a profesionales médicos al tener un problema de salud es esencial para un buen diagnóstico y con él, un adecuado tratamiento.

Muchas veces, los problemas bucodentales pueden parecer de poca importancia, pero podrían desencadenar inflamaciones, dando lugar a graves problemas.

Asistir al dentista cada 6 meses para realizar un examen bucodental completo, así como realizar un cepillado después de cada comida es una de las máximas más importantes en salud bucal.

Mitos entorno la salud bucal

  • La pérdida de piezas dentales durante el embarazo es inevitable. Falso. Durante el embarazo se produce una inflamación generalizada de los tejidos, afectando de este modo a la salud de las encías. Con todo esto, si no se realiza un correcto cepillado con productos adaptados a las necesidades de las mujeres, es muy posible que se cree una inflamación que derive en gingivitis y de no ser tratada una periodontitis. Durante esta época tan especial,  se recomienda visitar al dentista para que éste recomiende los productos más adecuados para las necesidades de cada mujer.
  • Tarde o temprano, se deben extraer las muelas del juicio. Falso. Únicamente si no tienen el espacio adecuado, han salido en mala posición y/o provocan  molestias, se recomendará la extracción de dichas muelas. Durante las visitas al dentista se podrá realizar un control del estado de dichas muelas mediante radiografía y de este modo, se podrán evitar posibles problemas.
  • La edad provoca la caída de los dientes. Falso. Muchísimos factores influyen en la salud bucal de las personas, pero la higiene y el cuidado bucodental a lo largo de la vida es clave para mantener las piezas dentales durante años. Por ello, es esencial evitar las enfermedades periodontales manteniendo una buena higiene oral y realizando visitas periódicas al dentista ¡Más vale prevenir que curar!
  • La halitosis viene provocada por problemas estomacales. Falso. Solo en un 10% de los casos el estómago es la causa. Por lo general, las bacterias que se hallan en la boca son las culpables del mal aliento. Una incorrecta higiene, incluso la gingivitis y la periodontitis pueden también provocar la halitosis. ¿La solución? Un correcto cepillado, el uso de productos interdentales, la limpieza de la lengua y el enjuague bucal pueden ser clave para combatir el mal aliento.
  • Los blanqueamientos dentales desgastan el esmalte. Falso. Siempre y cuando el tratamiento se realice en una clínica dental con la supervisión de una odontólogo será un proceso seguro que no conllevará ningún deterioro de los dientes. Existen métodos caseros para blanquear los dientes que sí pueden deteriorar el esmalte.
  • Con un blanqueamiento dental y una limpieza dental se obtienen los mismos resultados. Falso. Los tratamientos resuelven problemas diferentes. Mientras que la higiene dental elimina el sarro acumulado a lo largo del tiempo en las piezas dentales, el blanqueamiento modifica el color de los dientes a través de productos especiales.
  • Los chicles pueden sustituir el cepillado. Falso. Los chicles ayudan a la secreción de saliva que aumenta la protección ante las bacterias bucales. Pero de ningún modo sirven para sustituir a un correcto cepillado.

Foto: Freepik <a href=”http://www.freepik.es/foto-gratis/curar-especialista-procedimiento-cura-paciente_1108625.htm”>Diseñado por Freepik</a>

Artículos recomendados