Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/31/d662521431/htdocs/wp-includes/post-template.php on line 284

La saliva, amiga de la salud de nuestros dientes

 En Colutorio, Cuidado bucodental, Halitosis, Higiene Oral, Hipersensibilidad Dental

¿Alguna vez has pensado para qué tenemos saliva y cuál es su papel en la boca?

Hoy te queremos hablar de ello en este post.

Paroex

Paroex

La saliva la producen las glándulas salivares ubicadas en la cavidad oral, en una cantidad que va de uno a dos litros/día, según las personas.

Sus funciones son:

  • Digestiva: Nos ayuda a hacer la digestión ya desde la boca, pues los alimentos son masticados con la ayuda de la saliva.
  • Gustativa: La saliva estimula las papilas sápidas de la lengua y la ayuda a detectar el sabor de los alimentos.
  • Lubricante: ayuda a pronunciar palabras y sonidos y protege los dientes.
  • Hidratante: la saliva nos indica los niveles de hidratación del cuerpo. Cuando baja su producción por falta de agua, nos alerta de una deshidratación y nos obliga instantáneamente a beber agua.

Y por fin llegamos a una función que a nosotros particularmente nos encanta: la de limpieza.

Porque la saliva:

  • ayuda a que los dientes estén sanos manteniendo el PH de la boca,
  • colabora a anular la placa bacteriana entre los dientes,
  • actúa de antiácido, controlando la aparición de sarro y cálculos dentales,
  • y protege el esmalte dental con una capa protectora que además mantiene los dientes suaves y lubricados.

¿Te imaginabas todo esto? Pues aún hay más:

¿Cómo mantener unos niveles de saliva adecuados para que siga cuidando de nuestra boca y nuestra salud? La respuesta es sencilla: bebiendo agua. Eso ayudará a producir saliva en cantidades suficientes para poder drenar los compuestos que se acumulan en nuestra boca y a mantener todas las funciones anteriormente descritas en perfecto estado.

¡Ah!

Recuerda que la saliva no puede hacerlo todo sola. Necesita nuestra ayuda para mantener una optima higiene en nuestra boca. Por eso, cepíllate los dientes después de cada comida con un cepillo de filamentos suaves (para no dañar el esmalte y las encías) y usa productos ricos en flúor.

Y presta especial atención a este consejo en el caso de que tengas menores cerca de ti, pues los niños y niñas aprenden del ejemplo que les damos más que con lo que les decimos.

¡Y a seguir disfrutando de una boca sana por muchos años!

EPR

 

 

Artículos recomendados