La sensibilidad dental no tiene vacaciones

 En Hipersensibilidad Dental

Entramos de lleno en el mes de Julio, no paramos de contar los días que quedan para la llegada de las vacaciones y aprovechamos cualquier excusa para disfrutar del buen tiempo. Esto  conlleva que, muchas veces, le dediquemos menos tiempo al cuidado de la salud bucal, exponiendo nuestra boca a posibles enfermedades e infecciones que aumentan durante estas fechas. Una de ellas es la sensibilidad dental, padecida por el 19% de la población española, que aparece con fuerza en verano debido al elevado consumo de alimentos y bebidas frías.

¿Cómo se produce la sensibilidad dental?

Este problema surge a partir de la disminución de la cobertura de la dentina, encargada de recubrir los nervios del diente, donde se encuentran los túbulos, unos tubos minúsculos situados a los extremos de los nervios dentales.

Estos tubos contienen un líquido que provoca la reacción del nervio en el mismo instante que contacta con alimentos dulces y ácidos, bebidas tanto frías como calientes e incluso con cambios bruscos de temperatura en el aire respirado. Esta respuesta se nos manifiesta en forma de pinchazo o dolor agudo.

¿Cuáles son las causas de la sensibilidad dental?

  • Cepillarse los dientes demasiado fuerte: Desgasta el esmalte y con el tiempo deja expuesta la dentina. La solución más sencilla es cambiar a un cepillo de filamentos adecuados y cepillarnos con menos brusquedad. Para ello recomendamos el cepillo Gum Sensivital, con filamentos ultra-suaves de doble nivel que tratará a los dientes afectados con la delicadeza que se requiere, incidiendo profundamente en los espacios interdentales y a lo largo de la línea de las encías.
  • Tomar bebidas y alimentos ácidos: Un abuso de éstos daña gravemente el esmalte. Ejemplos de estos alimentos serían refrescos, cítricos, caramelos, etc.
  • Bruxismo: Este fenómeno se produce como consecuencia de apretar o rechinar los dientes de constantemente, cosa que perjudica el esmalte, que como ya hemos dicho, expone la dentina y provoca la reacción de los nervios dentales.
  • Encías retraídas: La sensibilidad aumenta con la retracción gingival, ya que deja al descubierto la parte del diente menos gruesa. La ortodoncia o la edad son causas comunes de este problema.
  • Caries y dientes quebrados: Padecer caries y su alcance a la dentina provoca sensibilidad. También el deterioro de los empastes realizados para taparlas. Por eso se recomienda tratar los dientes afectados llevando también una buena higiene bucal para no recaer.
  • Cepillarse con una pasta inadecuada: Cepillarse con una pasta que favorezca la abrasión del esmalte también es causa común en la aparición de la sensibilidad dental. En este caso, aconsejamos utilizar nuestro Gel Dentífrico Gum Sensivital, de acción antibacteriana, que revitaliza las encías y refuerza el esmalte dental.
SENSIVITAL

SENSIVITAL

Si sufres sensibilidad dental combina una buena higiene bucal con tus visitas al dentista, así podrás evitar este problema durante el momento del año que perjudica más a la salud de tu boca.

Artículos recomendados

Escribe tu opinión