Lenny, el fortachón, protege el esmalte dental de los monstruos malos

 En niños e higiene dental

Aquí llega Lenny!

Lenny es el último pequeño Monstruo GUM que faltaba por conocer y, junto con el resto del equipo, trata de mantener a los monstruos malos lejos de la boca para proteger la salud oral de los niños. El pequeño fortachón trabaja sin descanso para que el esmalte dental esté siempre protegido del ataque de los monstruos malvados.

Existen diferentes factores que pueden influir en el estado del esmalte. Por ejemplo, el consumo en exceso de ciertas bebidas, como zumos de fruta o refrescos, puede atacar la superficie dental afinando la capa protectora del esmalte. Otro de los factores más comunes es algo que casi todos los peques hacen, y se trata de morder cualquier objetivo que les rodea, como tapas de botella o juguetes. Esta mala costumbre causa el desgaste del esmalte y aumenta las probabilidades de padecer caries, ya que debilita la capa protectora del diente, tal y como también produce el rechinar los dientes.

Las consecuencias más comunes que se manifiestan en la dentadura son el cambio de color de los dientes, la opacidad, es decir la aparición en el diente de manchas blancas o decoloradas que afectan a la translucidez de la pieza, o la hipoplasia, que es el trastorno de la formación del diente y que conlleva la perdida de esmalte. Además, no cuidar el esmalte puede dar lugar a la aparición de sensibilidad dental, fracturas dentales y a la falta de espacio para la erupción de los dientes permanentes. Debemos recordar, también, que los problemas bucodentales tienen una relación directa con la función masticatoria de la dentadura, el aprendizaje del habla y por último,  que también afecta a la estética.

Para evitar todas estas consecuencias negativas que dañan al esmalte dental de los niños, los profesionales de la salud oral dan ciertas recomendaciones. Entre estas se encuentra el evitar cepillar los dientes justo después de las comidas y esperar 20 minutos a que el pH de la boca vuelva a ser regular, tener precaución con el consumo de alimentos y bebidas, así como de antibióticos y jarabes, que favorecen la desmineralización y oscurecen el esmalte y utilizar productos de higiene bucodental que contengan flúor, en cantidad reducida para los niños, que fortalezcan el esmalte.

Como especialistas en salud bucodental, Sunstar GUM® ofrece los geles dentífricos GUM Kids, para niños entre 2 y 6 años, y GUM Junior, para niños mayores de 7. Diseñados con una única combinación patentada de flúor (500ppm) e Isomalt, un elemento imprescindible que proporciona el doble de remineralización consiguiendo una total protección del esmalte dental. Además su formulación suave y segura no contiene ni Parabenos, ni SLS, ni Limonene.

Lenny es la mayor protección que los pequeños pueden tener para mantener su esmalte fuerte y seguro. Pero él solo no puede combatir a todos los malvados monstruos que habitan en la boca de los más pequeños.

El equipo Monstruos GUM al completo ayudará a los niños a conseguir la mejor salud bucodental que se puede tener. Y además, pueden ayudarte a ti a ganar algún que otro premio… ¡Estate atento a nuestro Facebook para saber más!

Artículos recomendados
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.