Lilly, la más delicada en el cuidado de tus dientes

 En niños e higiene dental

Os presentamos a Lilly!

La dulce y sensible Lilly es uno de nuestros pequeños monstruos GUM y, junto con el resto del equipo, trata de mantener a los monstruos malos lejos de la boca para proteger la salud oral de los niños. Su misión es garantizar un cepillado suave y cuidadoso con los dientes y encías de los más pequeños. Para conseguirlo, se asegura que el cepillo de dientes que se utilice posea micro-filamentos sedosos y cabezales adaptados según las necesidades y edad del niño. 

Desde que el bebé nace es importante mantener una correcta salud oral, ya que esta puede influir en el desarrollo y crecimiento de los dientes permanentes. Por ello, la higiene oral debe iniciarse mientras el bebé es pequeño y no tiene ninguna pieza dental. Durante su primera etapa de vida debemos limpiar la boca con una gasa esterilizada, que puede estar empapada en manzanilla, para quitar los restos de leche y papillas.

A partir del año de edad, momento en el que suelen aparecer los primeros dientes de leche, podemos incorporar el cepillo de dientes en la higiene dental de los pequeños. El cepillo debe tener el cabezal ultracompacto y  micro-filamentos suaves para poder adaptarse a la boca del pequeño y no dañar sus delicadas encías. Durante esta etapa, la pasta de dientes no es necesaria, así que con un poco de agua para humedecer el cepillo será suficiente para realizar una limpieza correcta.

A medida que crecen, sus necesidades cambian y por ello, el cepillo también debe cambiar. Desde los tres años y hasta que el niño alcanza los ocho años el cepillo debe tener un mango y cabezal más grandes para adaptarse a su crecimiento corporal, y los filamentos deben ser suaves, para garantizar un cepillado eficaz contra la placa y a la misma vez agradable con las encías. A partir de los siete años, los niños empiezan a tomar cierta independencia a la hora de cuidar su boca, pero los papás deben estar con un ojo avizor para recordarles, si es necesario, que deben cumplir los 3 cepillados diarios. Además, es en este momento en el que se recomienda empezar a incluir en la higiene bucodental  el uso del hilo dental, enjuagues bucales o cepillos interdentales.

Sunstar GUM conoce las necesidades que se presentan en cada etapa infantil para mantener una correcta higiene bucodental. Por ello, ofrece una gama de cepillos infantiles con un diseño muy divertido y con distintos modelos según la edad del pequeño. Entre estos se encuentra GUM Baby, diseñado pensando en las necesidades del bebé y los papás, ya que tiene un mango largo adaptado para manos adultas facilitando la limpieza. Para los niños mayores de 2 años, se ha diseñado el cepillo GUM Kids con un mango pensado para que el niño ya pueda sujetarlo de forma cómoda. Y a partir de los 6 años, pueden empezar a usar el cepillo GUM Junior, que sigue manteniendo los filamentos suaves y sedosos añadiendo un mango y cabezal que permite llegar a todas las zonas de la boca.

Lilly es la mejor aliada que los peques pueden tener durante el cepillado gracias a su trato suave y delicado. Pero ella sola no puede combatir a todos los malvados monstruos que habitan en la boca de los más pequeños. Si quieres conocer al resto de miembros del Equipo Monstruos GUM, estate atento a los próximos posts.

Próximamente, a través de nuestra página de Facebook, daremos a conocer una sorpresa que estamos preparando para todos vosotros.  Si aún no nos sigues, visítanos en Sunstar Iberia.

Artículos recomendados
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.