Los dientes en los bebés

 En embarazo, niños e higiene dental

Los dientes. Tan vinculados a la vida como que comienzan a formarse aproximadamente a partir de la semana 45 de gestación, cuando las células de la boca primitiva empiezan a diferenciarse.

Cepillos, colutorios y pasta para niños

Cepillos, colutorios y pasta para niños

Dicho proceso pasará por cinco fases en la etapa intrautero, en cuya evolución se formarán las partes de un diente: las láminas dentales, la corona dentaria, el esmalte, la papila dental, la pulpa, la dentina, el saco dentario, el cemento, el ligamento periodontal, etc…

El proceso final de formación se produce fuera del útero materno con el desarrollo de la raíz dental y culmina coincidiendo con la erupción de las piezas dentales.

En total aparecen en torno a los 5 meses aproximadamente, y van saliendo progresivamente hasta los 3 años, 20 dientes de leche que ya hay que empezar a cuidar y proteger, pues la realidad nos muestra que van en aumento los casos de caries en niños con dientes de leche, con lo que ello repercute en su salud bucodental madura.

A partir de los 5 años de edad pueden empezar a caerse los dientes de leche y aparecer los definitivos. Es un proceso largo que durará aproximadamente hasta los 12-14 años de edad, con la caída de los segundos premolares.

¿Cómo empezar con la higiene dental? Hasta que las piezas dentales asomen, conviene limpiar las encías con una gasita húmeda para evitar infecciones. Una vez que aparecen los primeros dientes, hay cepillos específicos para niños, así como pasta dental con flúor. Primero, un cepillado al día, ellos solos si ya tienen más de 2 años. Según van saliendo, el cepillado diario aumenta a dos veces. Siempre después de las comidas.

En este enlace te damos más información.

Por último queremos recordarte dos aspectos importantes:

A partir del primer año de tu hijo, deberías acudir con él al dentista para que le empiecen a hacer sus revisiones anuales.

Y recuerda que de los buenos hábitos inculcados a nuestros hijos dependerá su buena, o mala, salud bucodental.

 

 

 

 

 

Artículos recomendados

Escribe tu opinión