Probióticos: un complemento natural para la salud oral

 En Encías, gingivitis, periodoncia

En SUNSTAR GUM nos gusta estar al día con las últimas soluciones y tendencias en salud bucodental, por ello, hoy os hablamos de los probióticos, bacterias “buenas” que nos ayudan a controlar la microbiología de nuestro organismo de forma natural.

Durante muchos años el objetivo de los tratamientos era eliminar todas las bacterias para evitar infecciones en la cavidad bucal pero, actualmente, esta tendencia ha cambiado y hemos entendido que lo esencial para evitar infecciones orales es mantener un equilibrio de la flora microbacterial. En nuestra boca conviven una gran cantidad de microorganismos que colaboran en equilibrio para mantener nuestro bienestar pero cuando existe una amenaza – una bajada de defensas, toma excesiva de antibióticos, cambios hormonales, estrés, etc – este equilibrio se rompe y aumentan las bacterias patógenas – las bacterias ‘malas’ – que pueden acabar causando una infección.

¿Cómo podemos ayudar a recuperar el equilibrio para evitar una infección? Aquí es donde entran los probióticos, más concretamente la bacteria de ácido lácteo, que refuerzan las barreras naturales que nos ofrece nuestro cuerpo para combatir bacterias causantes de caries, gingivitis o periodontitis. De hecho, las bacterias patógenas son las que inician una infección y, por tanto, provocan la respuesta inflamatoria del sistema inmune. Mediante un correcto equilibrio entre bacterias se puede evitar el inicio del proceso inflamatorio causante de la periodontitis.

GUM Periobalance

GUM Periobalance

Para reforzar la higiene bucal, os proponemos probar el complemento alimenticio GUM Periobalance, formulado con Lactobacillus Reuteris para restaurar la salud de las encías de forma natural. Este complemento alimenticio es el único del mercado y consigue restaurar  el equilibrio de la microflora oral, mejorando las condiciones en personas sanas y reduciendo la inflamación en personas con un principio de infección. Está indicado para complementar la higiene bucal diaria de cualquier persona y, especialmente, para reforzar la salud oral de personas más propensas a padecer infecciones como las embarazadas, diabéticos, fumadores, personas con ortodoncia o prótesis, etc. Su uso es muy sencillo, sólo hay que tomar una gragea al día y dejar que se disuelva en la boca.

Artículos recomendados

Escribe tu opinión