¿QUÉ CANTIDAD DE FLÚOR USAR PARA CADA EDAD?

 En Cuidado bucodental, Salud

Acostumbrar a los peques a cepillarse los dientes a diario es muy importante para que adquieran buenos hábitos de higiene bucal. Una forma de hacer ese rato menos pesado es estimularles con un dentífrico infantil que tenga sabor. La higiene bucodental debe estar presente desde que los niños nacen. Sin embargo, a medida que crecen, sus necesidades son diferentes y debemos adaptar la higiene bucodental al crecimiento de sus dientes.

Uno de los problemas bucodentales más habituales en los niños son las caries. Podemos prevenir su aparición con una pasta dental que contenga un nivel de flúor adecuado. Debemos fijarnos en la cantidad que contiene la pasta elegida, ya que un exceso de flúor puede originar fluorosis y dañar la formación del esmalte.

Desde Sunstar os proponemos una guía sobre la cantidad de flúor que debe llevar la pasta de dientes según la edad:

  • Menores de 2 años. Durante esta etapa todavía no es necesario el uso de pasta con flúor, pero sí que debemos empezar a usar el cepillo de dientes.
  • De 2 a 6 años.  Se encuentran en la fase de dentadura mixta. Se trata de la época en que se produce la dentición permanente. Sunstar aconseja usar una pasta contenga niveles inferiores a los 500 ppm de flúor.  El dentífrico Gum Kids tiene una combinación única patentada de flúor e Isomalt, generando unos dientes de leche más sanos y fuertes.
  • Más de 7 años. Durante estos años ya cambiarán toda su dentadura y podrán empezar a usar cantidades más elevadas de flúor. Es decir, entre 1000 y 1450 ppm en la pasta de dientes. Aquí viene el reto de que logren superar el ‘’ ¡no quiero, pica!’’ cuando empiecen a probar la pasta con mayores niveles de flúor. Por eso, Sunstar ha creado la pasta de dientes Gum Junior que además de ser menos abrasiva que una para adultos, ayuda a no dañar el todavía débil esmalte de los nuevos dientes permanentes.

Por todo esto, Sunstar ofrece una gran variedad de pastas de dientes que, además de adaptarse a las necesidades de cada edad, tienen distintos sabores. Eso hará que el hábito de lavarse los dientes se vuelva menos aburrido y más agradable. Además, no olvides que el colutorio y el cepillo dental también se deben adaptar a las distintas etapas de los peques.

Artículos recomendados

Escribe tu opinión