Te ayudamos a crear un nuevo hábito saludable en tu vida ¿te apuntas?

 En Cuidado bucodental, Higiene Oral, Salud

Cada vez que se acerca un nuevo año nuestro listado de propósitos aumenta considerablemente. Entre los propósitos más típicos encontramos empezar a hacer ejercicio, tener una dieta equilibrada, ser organizado, aumentar nuestros hábitos de higiene bucal, ahorrar… Pero incorporar un nuevo hábito a nuestra rutina diaria no es tan fácil…
Hay muchos estudios acerca de cuánto tarda el cerebro en asumir un hábito como tal: algunos hablan de 21 días, otros de 28 días e incluso hay algunos que dicen 2 meses. La realidad es que, pase el tiempo que pase, es imprescindible seguir estos 4 pasos para conseguirlo.

  1. ¿Qué quiero conseguir? Debes tener muy claro qué quieres conseguir y, sobre todo, tu motivación para hacerlo. Comer bien o empezar a hacer deporte no sirve. Debes especificar tu objetivo y tu motivación: quiero comer 3 piezas de fruta al día para tener más vitaminas y cansarme menos. O quiero andar media hora cada día para evitar lesiones musculares y sentirme mejor.
  2.  ¿Cuál será tu recordatorio? Normalmente cuando añadimos a nuestra rutina un nuevo hábito debemos tener un recordatorio – y no es la alarma del móvil. Se trata de que elijamos una acción que ya hacemos automáticamente (por ejemplo, lavarnos los dientes) para que nos recuerde que debemos introducir el nuevo hábito tras de ella. Por ejemplo: después de lavarme los dientes me pasaré el cepillo interdental. De este modo, nunca nos olvidaremos.
  3. Define tus metas y sé realista. No pretendas conseguirlo la primera semana ¡será imposible! Márcate unos hitos que sepas que puedes conseguir en un tiempo determinado. Por ejemplo: la primera semana andaré 10 minutos, la segunda semana andaré 20 minutos… Y así, sucesivamente hasta que alcances tu objetivo.
  4. Celebra tus logros. Y cuándo lo consigas ¡celébralo! No hace falta que hagas una fiesta pero si concederte un capricho o cómprate aquello que llevas semanas deseando. De este modo estarás motivado para la siguiente etapa.

Nuestro último consejo es que seas constante. De nada sirve empezar muy motivado a principios de año y que en febrero ya ni nos acordemos de nuestros propósitos. En este sentido, la constancia cobra muchísima más importancia en todo lo relacionado con la salud bucal: todos estamos muy concienciados de que por la boca entran muchas bacterias pero aún no hemos comprendido que una higiene bucal completa pasa por usar cepillo, colutorio y seda dental o cepillo interdental cada día.

¿Quién se anima a añadir a su rutina todos los pasos para una higiene bucal completa? ¡Nosotros ya hemos empezado!

 

Foto: <a href=’https://www.freepik.es/foto-gratis/familia-en-la-cocina_1470070.htm’>Designed by Freepik</a>

Artículos recomendados

Escribe tu opinión