Tenemos el remedio para (casi) todos tus males: el amor

 En Cardiología, Estrés, Salud, Sonrisa

Cuando empezamos una relación todo es de color de rosa: estamos más guapos, tenemos más ganas de hacer cosas nuevas, producimos mucho más en el trabajo, estamos más positivos y hasta percibimos las adversidades como oportunidades. Y, aunque, en muchas ocasiones hemos pensado que esta situación se ha producido por pura casualidad… existe una explicación ¡y es científica!

Ya hace tiempo que numerosos estudios han probado que el amor produce varios efectos positivos en la salud. De este modo, es completamente normal – y científico- que al inicio de una relación, en la primera fase del enamoramiento, notemos cambios tanto psicológicos como físicos: son los efectos de las hormonas.

Cuando nos enamoramos nuestro cuerpo fabrica dopamina, oxitocina, estrógenos, norepinefrina… Y un sinfín de hormonas que producen efectos beneficiosos para nuestra salud. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo…

La hormona del amor y más

La dopamina, la oxitocina y la norepinefrina aumentan cuando estamos enamorados. La abundancia de estas hormonas disminuye el riesgo de padecer problemas cardiovasculares. En concreto, la oxitocina – también llamada hormona del amor – es también la responsable de que conciliemos el sueño más rápidamente y durmamos mejor.

El amor provoca la liberación de melatonina que nos da un chute de vitalidad. También favorece el aumento del nivel de endorfinas que, además de producir una sensación de felicidad (muy común también durante el embarazo), mejora el sistema inmunológico.

La hormona que, de forma natural, combate el estés (el cortisol) también aumenta con la llegada del amor, con lo que podemos afirmar que los enamorados están menos estresados.

Y es que, el enamoramiento, por el simple hecho de existir, nos aporta autoestima y hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos.

También hay efectos físicos

El amor también se nota físicamente. Cuando besamos ejercitamos más de 30 músculos que activan nuestra circulación. Además, el cerebro produce estrógenos, que son los responsables de que la piel luzca más sana, más reluciente y más bonita. En esta línea, varios estudios ya han demostrado que estar al lado de la persona amada o ver una foto suya disminuye el dolor físico como lo haría el paracetamol.

Mañana ya tenemos algo más que celebrar: el amor es bueno para la salud. ¡Feliz San Valentín!

 

Foto: <a href=”http://www.freepik.com”>Designed by Freepik</a>

Artículos recomendados

Escribe tu opinión